Si, soy maestra y me encanta.

Hace un rato leía en prensa digital un artículo donde hablaban de los maestros. La pregunta en cuestión era: ¿regalos a los maestros a final de curso sí o no? 

Después de leer todas y cada una de las intervenciones, me he dispuesto a contestar a un chico en particular (digo chico por no llamarle personaje). Este caballero decía que no hay porqué regalar nada a los maestros y lo hacía comparando al maestro con un mecánico de coches, en donde dejas el coche, te lo arreglan y a final de mes le pagan su sueldo.

Es evidente que los maestros tenemos nuestro sueldo a final de mes, como todo trabajador. Pero no deja de sorprenderme la visión que tiene tanta gente a cerca del maestro.

Un coche no es comparable con un niño. Los coches no tienen sentimientos ni emociones. Los niños si. En la escuela no sólo se enseñan contenidos académicos, en la escuela se les premian los éxitos, se les abraza cuando están tristes, les decimos “te quiero” cuando se sienten solos, les curamos las heridas cuando caen, se les enseña a respetar las decisiones que toma papá y mamá, se les enseña a valorar ese bocadillo de chorizo que tan poco les gusta o esa pieza de manzana que se oxida antes de haber llegado a su boca. En la escuela formamos seres independientes e integrales, respetando su carácter, su personalidad y las costumbres de sus hogares. 

Somos maestros, ejercemos de psicólogos, enfermeros y educadores. Pasamos más horas con los niños que sus propios padres, y no, no esperamos nada a cambio.

No están obligados a hacer regalos,  de echo, no los esperamos. Con un GRACIAS POR TODO LO QUE HAS HECHO POR MÍ HIJO sería suficiente.

Anuncios

11 comments

  1. mamaysuscosas · junio 13, 2016

    Qué razón tienes!! L@s ninñ@s pasan más tiempo casi en el cole que en casa…y la figura de un buen maestro es insustituible…pero claro, luego tienes a quien los compara con mecánicos de coches…y por extensión, a los niños con coches…ay!! así nos va. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mam'appola · junio 13, 2016

    Vaya, es una pena…nosotros hicimos unos regalos diy cuando los peques dejaron la Escuela Infantil para ir al “cole de mayores”, reflejaban todo el mismo que ellas habían puesto durante 3 años…y a la profe de infantil también le hemos preparado algo estos 3 últimos años, de hecho el de este año aún lo acabamos ayer, no son grandes ni caros, pero son regalos hechos por los niños para quienes les acompañan a diario en la escuela…Los maestros forman parte de la vida de mis hijos muchas horas al año, han regalado mucho más que “conocimientos” estos años…

    Le gusta a 1 persona

  3. Brenda · junio 13, 2016

    M

    Me gusta

  4. Brenda · junio 13, 2016

    Mi madre es educadora y son pocos valorados. Un trabajo muy sacrificado en mi caso lo fue, mi madre trabaja en lugares de difícil acceso donde nadie quiere ir a trabajar, donde hay necesidades reales, donde el Estado no invierte, donde hay hambre, poco dinero y muchas ganas de estudiar. En fin no soy educadora, porque pasé tanto tiempo sin mi madre que dije que nunca estudiaría algo que me alejara de mi familia y ahora menos con mi peque, tal vez en tu caso no sea igual, pero aquí en Panamá los educadores que son bien pagados trabajan para el Estado y cuando les dan un plaza de empleo los mandan a las montañas por 4 años, hasta que salga alguna plaza cerca de tu casa o en lugares más accesibles. Se lo que es ser hija de una educadora lo estricta que fue mi madre con mis estudios y que aún lo es. Me ha encantado este post.

    Le gusta a 1 persona

    • mamapococomun · junio 13, 2016

      Muchísimas gracias, me alegra que te haya gustado. Gracias por compartir tu historia, me parece muy bonita y a la vez muy dura. Muy valiente tu madre por realizar ese trabajo, privándose de poder estar cerca de los suyos. Un abrazo y gracias de nuevo.

      Le gusta a 1 persona

  5. Aprendemos con mamá · junio 19, 2016

    Yo participo siempre, creo que hay que tener un detallito pero claro siempre con moderación, poniendo el dinero razonable y la que no pueda económicamente que pueda ser respetada. Hay gente que sufre mucho la crisis no podemos exigirnos a todos lo mismo

    Le gusta a 1 persona

    • mamapococomun · junio 19, 2016

      Está claro. Para agradecer no hace falta gastar económicamente, con unas palabras de afecto es suficiente.

      Me gusta

  6. Mamá arcoíris · junio 23, 2016

    Yo también soy profesora aunque ahora mismo no trabajo en un instituto sino en un centro de refuerzo escolar (mis razones tengo que la maternidad lo cambia todo). El caso es que entiendo lo que dices y en mi caso, los regalos que más ilusión me han hecho, han sido los hechos por mis alumnos (económicamente baratos pero no hay regalos más valiosos).

    Te dejo un enlace de un post que acabo de escribir en mi blog pidiendo precisamente que haya respeto hacia los profesores y maestros: http://mamaarcoiris.blogspot.com.es/2016/06/o-capitan-mi-capitan-oda-un-maestro.html

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s