Cuna o colecho?

Acabo de leer un artículo de la blogera “De profesión mami”, que me ha encantado y me ha hecho reflexionar durante unos minutos. En su artículo de hoy nos habla de las cunas, el colecho y las minicunas.

Hoy, mientras compartía desayuno con mi marido, hablábamos precisamente de este tema, así que a continuación os contaré mi situación actual, real como la vida misma:

Nuestra hija tiene 6meses y desde que ha nacido duerme en la cuna, pero no se duerme sola! Habitualmente se queda dormida en mis brazos después de mamar y cuando está en sueño profundo la pasamos a la cuna. 

Esto nos ha funcionado hasta que ha cumplido los 6 meses. Desde hace una semana la niña ha dicho “la cuna para otra, que yo quiero estar con vosotros” y así ha sido. Aunque se duerma mamando como cada noche, en el momento en que la acuesto en su cuna sus ojitos se abren de par en par, me regala una sonrisa que me enamora y empieza a hacerme pedorretas!! Esto puede repetirse dos y tres veces…y yo repito el mismo ritual.

Cómo no voy a cogerla?? Si se lo ha ganado sólo con la alegría que manifiesta!! En ese momento mi marido o yo la cogemos, la abrazamos y la metemos en nuestra cama. Automáticamente cierra los ojitos y se duerme feliz.

Nosotros nos miramos encantados y a la vez sorprendidos y nos preguntamos qué podemos estar haciendo mal. Mal desde un punto de vista constructivo, nos planteamos que efectivamente nuestra hija no es que no quiera estar en la cuna, sino que lo que nuestra hija desea es estar con nosotros, sentir el calor de sus progenitores, el olor de nuestros cuerpos y el latido de mi corazón.

Maituky

Anuncios

La sonrisa de mi bebé…

No puedo expresar lo que siento cada vez que mi hija se despierta y me regala una sonrisa…me llena tanto!!!

Es una sonrisa dulce, inocente, sensible, transparente…con su sonrisa me dice que es FELIZ. Y no hay nada en esta vida que me importe más que el echo de que sea feliz. 

Es tan inmenso el amor que sentimos por un hijo, nos llena tanto cada mirada, cada gesto, cada caricia….que podrías llegar a enloquecer.

Maituky

Antojos durante el embarazo?

Aquí tenéis una de las explicaciones al nombre que he elegido como identificador “una mamá poco común”.

Durante todo el embarazo no tuve ningún tipo de antojo, no tuve necesidad de tomar ni pedir, nada me producía ansiedad. No soy muy dependiente.

He conocido muchas chicas que hicieron, incluso, levantarse a su pareja de madrugada para comprarles aquella cosa que se les había ocurrido en ese momento.

No ha sido mi caso, ni de noche ni de día. Pero sí tengo la sensación de que el embarazo es un buen momento para “aprovecharse” de la circunstancia y pedir todo aquello que te apetece. Y todo queda justificado con la frase típica: tráele eso no vaya a ser que luego el chiquito salga con una mancha en le cara.

Maituky

Todo lo que debes llevar siempre en el bolso de tu bebé

Hay unos esenciales que nunca debes olvidar: Pañales, toallitas, crema, gasas y ropa de cambio (tanto interior como exterior).

Los bebés suelen mancharse bastante, sobretodo los lactantes, que van muy ligeros a la hora de hacer caca y se manchan a menudo.

A todos nos ha pasado aquello de estar en un centro comercial y cuando vas a cambiar a tu bebé te das cuenta que va manchado hasta arriba. Llevar ropa de cambio es la salvación!

Maituky

Papilla de fruta

Como bien sabéis no hay nada mejor que la fruta natural, pero a veces no tenemos la suerte de que les agrade del todo. A continuación os recomiendo una alternativa bastante buena! Los potitos de frutas de la marca Nestlé se venden tanto en supermercados como en farmacias. A Jara le encantan!! vienen en pack de dos y no están del todo mal de precio. En farmacias 1’60€ y en supermercados 1’14€. 

Mi familia

A continuación os presento a mi marido y a mi hija! Jara tan sólo tiene 6 meses y nos llena de amor cada segundo del día. Somos muy afortunados. Pronto ampliaremos nuestra pequeña gran familia!

image

Hola!

He creado este blog con la intención de compartir con vosotras la experiencia tan maravillosa que estoy viviendo con mi reciente maternidad.

Soy una mamá poco común, ya que viví mi embarazo y vivo la maternidad de la manera “más normal”. !Siempre alegre! Sin manías ni obsesiones, disfrutando de cada experiencia, de cada cambio y de cada segundo junto a mí bebé y mi marido.

Espero poder ayudaros en este viaje tan enriquecedor que sólo acaba de empezar…